sábado, 21 de septiembre de 2013

El Limpiapisicinas

Estimados Lectores:

¿Quién me manda? ¿QUIÉN DEMONIOS ME MANDA A VER EL LIMPIAPISCINAS? Digo, a esta altura ya estoy considerando el retiro para dedicarme al fin a un blog hipster donde vea Machuca o Coronación o la Nana, pero no... ¡Acá está Farfaramir otra vez viendo... EL MALDITO LIMPIAPISCINAS! Ninguna persona en su sana cordura podría escuchar ese título y decir, "es posible que encuentra una jocosa comedia sobre las vicisitudes de un joven limpiapiscinas". Es una premisa que empieza mal desde el segundo que la mencionas, es la raíz podrida que se extiende por hora y media de sufrimiento y perdición. Pero para ser justos, hay comedias con premisas peores que a mi juicio han resultado muy bien, como Zohan (la mejor y más subvalorada comedia de los últimos años, después de Tenacious D)... ¿Es el Limpiapisicinas una excepción a la regla? La respuesta es un rotundo no, pero creo que podemos rescatar algunas cosas en este festival de basura. ¿Comentamos? 

Virgin Level: IT'S OVER NINE THOUSAAAAAAAAND!!!!


Título Original: El Limpiapiscinas
Año: 2011
Director: José Luis Guridi

Al igual que en la saga "Que Pena Tu Vida", El Limpiapisicinas opta por alejarse de los estándares impuestos por la mal llamada "comedia nacional" basada en los sectores populares y el mambo mambo, y se aproxima más a lo que podríamos llamar "humor gringo facilón". No puedo quejarme de eso, no hay nada que no soporte más que un chileno intentando hacerme reír con su humor "espechial" de los puertos de Valparaíso y sus bromas de sexo fallido, ¡esto es lo que quiero! ¡Que vengan los estereotipos y las bromas facilonas! Ahora, antes de explicar porque a pesar de esto "El Limpiapiscinas" es un rotundo fracaso, permítanme contarle de que se trata: nuestro protagonista es Gustavo Ortíz (Sebasián Badilla), un  gordo joven ABC1 que planea estudiar derecho y abre un mal intento blog de cine. Dirán que es malo que recalque que el personaje es gordo, pero tranquilos, fue la película la que nos lo recuerda cada 30 segundos de película (como si no vieramos que el personaje principal ocupa más de la mitad de la pantalla en todas las escenas). Acostumbrado a la vida fácil, Gustavo se prepara para salir el fin de semana con sus amigos zorrones a la playa, sin embargo, la tragedia ataca y tras una mala maniobra en el negocio de ¿colchones? (no lo recuerdo, pero no me pidan revisarlo de nuevo, ya pasar por hora y media de esta basura fue una tortura sin igual), el padre de Gustavo lo pierde todo, y Gustavo se ve obligado A TRABAJAR... ¡QUE DESGRACIA!

(Probablemente está película no es consciente de lo falta de respeto que es con los miles de jóvenes que diariamente tienen que hacer trabajos mucho más humillantes que limpiar la piscina de Denise Rosenthal para solventar sus estudios, pero bueno, yo no soy el guionista).

Paralelamente, Nicole Ivanov (Denise Rosenthal) patea a su pololo hippie después de que la pillara con la nana, por lo que Gustavo, su invisible compañero y vecino, decide aprovechar la oportunidad para entrar a la casa mediante su nuevo oficio (no se sorprendan de que el intento por pagar sus estudios pase inmediatamente a segundo plano y no vuelvo a ser mencionado en ningún punto de la película)... Sin embargo, Nicole ha conseguido un nuevo novio ABC1. Acompañado por un fantasma (ya saben, no me pregunten a mí, apenas tenga el mail del guionista le mandaré un enorme WTF por correo), Gustavo debe encontrar la manera de ganarse el corazón de Nicole y limpiar la piscina a tiempo (?). ¿Podrá Gustavo lograrlo, o acaso es DEMASIADO GORDO PARA LOGRARLO? (De nuevo, ningún prejuicio contra el actor, es la película la que me lo recuerda cada vez que puede). ¿Qué secretos oculta Nicole?

Tranquilos, hay fanservices que hacen más justicia a Denise en la película.

Mi primer gran problema con esta película es lo horrorosamente detestable que es el personaje principal. No sé si es que en el libreto dijeron que este tenía que ser el personaje más antipático de la historia de la humanidad, o el actor Sebastián Badilla puso de su cosecha, pero no puedo imaginar a alguien peor para llevar una comedia. Y no es que sufra un gran cambio durante la película (probablemente los realizadores piensan que lograron crear una epopeya de superación, cuando lo único que logra el trozo de manteca que limpia piscinas es componer una canción y golpear a un zorrón... ¿hurra?), NOOOOO, ¡es el mismo niño remilgado de principio a fin! El problema es que la película parte introduciéndonos como ante la crisis económica y familiar de sus padres, Gustavo reacciona insistiendo con ir al paseo a la playa con sus amigos... ¡QUE CLASE DE MALDITO CRETINO ERES! Y esta bien, muchas comedias tienen personajes detestables, ¡pero con una gota de carisma que al menos nos hace preocuparnos por ellos, que se superen! ¡Y si no hay mensaje de superación, al menos debería ser jocoso! ¡ESTE ES EL PERSONAJE MÁS INCREÍBLEMENTE RASCA DE LA HISTORIA! ¡Ni si quiera me motiva a que se quede con Denise Rosenthal! ¡Solo quiero que un camión lo atropelle y muera despedazado en el suelo en una larga agonía, larga como la mía propia mientras me retorcía ante la pantalla mientras esperaba los créditos de esta basura!

Ahora, en el resto de los personajes tenemos de todo un poco. Principalmente estereotipos, pero eso no quiere decir que no funcionen. Por ejemplo, las nanas, siendo bromas de muy mal gusto, me sacaron un par de sonrisas (Disclaimer: Farfaramir INC. no promueve bromas sobre las amas de hogar, uno de los trabajos que más respeto por mi parte... Pero por favor, ¡son chistes muy buenos!). Lo mismo, por ejemplo, el padre de Nicole, bastante estereotipado, pero particularmente efectivo. El amigo Hippie de Gustavo es un término medio: un hippie lana NAU un poco forzado, pero a ratos cruza una barrera y logro hacerme sonreír. El amigo fantasma de Gustavo (de nuevo, no me pregunten), es un caso raro: tiene alguno de los mejores momentos de la cinta, y también los más vergüenza ajena. ¿Y Nicole? Pueeeeeees... meh. Demasiado angelical para ser cierto, y mucho más para quedarse con un cerdo ceboso (perdón, último comentario sobre el peso de los actores). 

Aaaaaaw... se ven tan lindos... NOOOOT!!!

Quizás la pregunta es: ¿me hizo reir? Pues sí, pero por las razones equivocadas. Es una película tan, pero tan mala, que involuntariamente me hace reír en aquellos momentos donde debería emocionarme, mientras que en aquellos donde debería reírme solo obtuve tortura. Ahora, no se equivoquen: muchos chistes tienen potencial, pero los realizadores no saben rematarlos. Es como en un partido de fubtol, una jugada desde el mediocampo, el pelotazo cruza media cancha hasta el delantero central, quien da un magistral pase al delantero izquierdo, ¡el público contiene el aliento, el arquero sale, LOS DEFENSAS FALLAN Y... al corner! Por ejemplo, en el principio de la película, los amigos de Gustavo van a decirle que se irán a la playa sin él, Gustavo les pide que reconsideren quedarse en Santiago en aquel difícil tiempo para su familia, ¡la música es emotiva, los amigos parece que van a ceder...! ¡ES EL MOMENTO PARA CORTAR LA ESCENA Y MOSTRAR A LOS AMIGOS YÉNDOSE DE TODOS MODOS! ¡Hubiera sido hilaranteeee!!! ¡EN CAMBIO, LA ESCENA CONTINUA Y LOS AMIGOS BROMEAN DE QUE IRÁN DE TODOS MODOS! ¡Es una broma mal lograda! ¡Tirada por la basura! Pero de nuevo, son en las pésimas actuaciones, en las pésimas filmaciones, incluso en las secuencias vergüenza ajena, además de uno que otro estereotipo, las que me hicieron sobrevivir hasta el final.

En suma... no es la peor comedia que haya visto, pero sí es una broma de mal gusto. En cierto sentido, ahora entiendo porque muchas comedias prefieren mostrar el lado más oscuro de Chile en vez de los barrios altos: cuando estos aparecen, no nos queda otra que agachar la cabeza, mirar a otro lado y pretender que no conoces a esos palurdos que están sobre el escenario contando chistes. Lo siento chiquillos, hasta Que Pena Tu Vida me hizo reír más... Le daría un redentor 3.5/10, pero el final es tan horroroso, que todo factor redimible de la cinta se va por el traste. Italo, ¿su veredicto?

La mejor película que he visto en mi vida, un 1/10

No puedo sino concordar.

Atentamente
Farfaramir, El Limpia Cines

Disclaimer: No, Denise Rosenthal no es tan rica, así que déjense de joder. 

1 comentario:

  1. Posdatta: El guatón es el guionista de la película... una buena manera de conseguir agarrarse a la Denise Rosenthal.

    ResponderEliminar